¿Cómo el cuerpo pierde grasa?

La mayoría de las personas quieren perder grasa, constantemente se buscar esa fórmula mágica para perder el exceso no deseado, y encontrarás ejercicios para perder grasa, alimentos para perder grasa, suplementos para perder grasa y hasta ropa para perder grasa.

Pero te has preguntado ¿cómo ocurre realmente la pérdida de grasa?

Seguramente has escuchado el término quemar grasa y piensas que puede ser en sentido literal como encender fuego a la grasa casi de forma automática y que esta se consuma. Pero realmente quemar grasa es la capacidad de usarla como combustible en lugar de los carbohidratos y esto va a depender de muchos factores, como lo es estado de alimentación, el gasto energético, tipo de entrenamiento, intensidad del ejercicio, duración de ejercicio, etc.

Durante el proceso de quema de grasa, el cuerpo convierte la grasa en energía utilizable, lo que hace que la célula grasa se reduzca. Esta conversión de energía metabólica también genera calor que ayuda a controlar la temperatura corporal, así como otros subproductos como CO2 que botamos al respirar y agua.

¿Y qué hay con la pérdida de peso? Usar la grasa como combustible no es lo mismo a perder peso, ya que para esto último necesitas generar un balance energético negativo, (comer menos de lo que se gasta) es decir consumir un plan hipocalórico. Si oxidas mucha grasa en ejercicio y luego la ingesta de alimentos supera el déficit energético, no generas el ambiente para perder peso. Por tanto, la actividad física como estrategia de pérdida de peso es fácilmente frustrada por cantidades relativamente pequeñas de exceso de alimento. Además, hay un conjunto de hormonas que participan en el proceso para estimularlo o contra regularlo (cortisol, insulina, adrenalina, noradrenalina, etc.).

Pero bien, empezaste a moverte más y estas comiendo menos ¿Cómo saber si estás perdiendo grasa?

Una medida real y saludable va de los 50g a 100g por día, que equivale de 1,5 Kg a 3kg al mes de pérdida de peso, fluctuaciones mucho mayores del peso ponen en duda si la pérdida es efectivamente solo grasa corporal, ya que por lo general las pérdidas mayores se asocian a perdida de glucógeno, agua e inclusive masa muscular.

Todos quieren perder grandes cantidades y de forma rápida, y por ello es fácil conseguir información poco fiable al respecto, por ejemplo, junto con dietas milagros que prometen grandes pérdidas, hay muchos mitos alrededor de este tema, por ejemplo:

  • Que algunos alimentos tienen propiedades “quema grasa”: agua de limón, agua de avena, jugos verdes, aceite de coco, te de hierbas.
  • Que para perder grasa el ejercicio cardiovascular es lo único que debo hacer.
  • Que para perder grasa tienes que comer solo ensalada siempre
  • Que entrenar con faja, o varias capas de ropa quemará más grasa
  • Que puedes hacer una estrategia para solo perder el rollo no deseado (hacer perdida localizada de grasa)

Entonces, la próxima vez que te ofrezcan un producto para quemar tu grasa, RECUERDA que la clave es reducir la ingesta de calorías para causar un déficit de energía, y hacer ejercicio regularmente.

Share this Post!

About the Author : Jose Luis


Send a Comment

Your email address will not be published.